La Harley de mi vida

harley4 harley3

Se que llevo un tiempo sin escribir, pero es que el trabajo me ha tenido muy liado. Pero eso no significa que me haya olvidado de vosotros.

 

La semana pasada fue el  cumpleaños de mi hermano David, y he de aceptar, ahora que no me escucha, que en tema de motos me supera. Digamos que él es un motero en toda regla. Es mi hermano pequeño, bueno, nos llevamos solo 3 años. Su sueño siempre han sido las Harley Davidson, desde que mi padre compró su primera Harley, el se enamoró locamente y desde ese momento supo que alguna de esas iba a ser suya algún día.

 

Desgraciadamente, por temas económicos nunca ha podido permitirse comprarse la Harley de sus sueños y ha tenido que ir conformándose con otras motos.

Pero el viernes pasado se  llevó la sorpresa de su vida.

Su novia le organizó una fiesta sorpresa con todos sus amigos, y mi padre y yo le teníamos LA SORPRESA DE SU VIDA.

Mi padre y yo decidimos regalarle por su cumpleaños el sueño de su vida, la Harley con la que siempre había soñado. En un principio pensamos en regalarle una de segunda mano, buscar alguna que estuviera en buen estado incluso si había que pintarla o cambiarle algo. Pero finalmente decidimos tirar la casa por la ventana y comprarle una nueva y en la tienda oficial. Y le compramos la Harley Davidson(http://www.harley-davidson.com/content/h-d/es_ES/home.html

) con la que siempre había soñado. Decidimos comprarle una Dyna, modelo Street Bob, ya que mi hermano tiene maquetas de todos los modelos de Dyna. Teníamos claro que la moto debía ser negra, pero dudábamos entre negro mate o negro vivido. Al final decidimos comprárselo en “vivid black”, como podéis ver en las fotos de abajo.

Le cogimos la moto con todas los extras, lo cual hizo que la moto subiera de precio, que terminó costándonos 16000 euros. Pero valía la pena, todo por ver a mi hermano feliz. Y bueno, lacara que se le quedó cuando vio la moto…¡un cuadro!

harley-streetboy streetboy2

La fiesta iba genial, estaba súper contento, con todos sus amigos y familia y no se esperaba para nada lo que venía después. La verdad que Gloria, la novia, lo organizó todo muy bien. La fiesta era en el jardín de su casa, entonces pusimos la moto justo detrás de la puerta del garaje. Cuando gloria salió al jardín con la tarta y todo el mundo estaba cantando cumpleaños feliz, mi padre y yo nos fuimos al garaje. En cuanto terminaron de cantar y sopló las velas, abrimos la puerta del garaje y puso ver una flamante Harley Davidson negra con su tanque brillante y un lazo rojo encima. Como ya os adelanté antes, la cara que se le quedó era digna de ver. No lloró porque estaban todos sus amigos delante y tenia que hacerse el machito que si no… inunda alicante entero. Haha.

 

En el momento en el que se abrió la puerta del garaje me sentí como en el programa de Discovery Channel en el que tuenan los coches y las motos, pues así.

 

Tras verla, como era de esperar, se quedó paralizado. No sabía que hacer, hasta que todos le animamos a que la probara. Cuando introdujo la llave en el contacto y encendió el bólido, el motor emitió un rugido gutural firmado por Davidson. Y su mirada se iluminó y supimos que le habíamos hecho la persona más feliz del mundo. En la escala de 0 a David montado en su propia Harley ¿Cómo de feliz eres?

 

Y bueno, ya ni hablar de mi padre, porque yo no soy padre, pero me imagino que no hay nada mejor que ver a un hijo feliz.

 

Dejando a un lado el tema sentimental, y volviendo a las motos. Uno de sus mejores amigos, uno de los pocos que sabia que le íbamos a regalar una moto, me preguntó que podía regalarle en relación con la moto para su cumpleaños. Ya que le íbamos a regalar la Harley, le pareció buena idea comprarle algo que pudiera utilizar con su nuevo juguetito. A mi padre y a mi nos pareció muy acertado. Como ya os he contado en un post precedente, me encanta viajar, y resulta que tiene que ser algo que va en los genes, ya que mi hermano es un loco de los viajes también. Así que se me ocurrió que quizá, ahora con una moto nueva, decidirían llevársela de viaje en sus escapadas en pareja. El que dijo que tres son multitud no era motero. Así que llegamos a la conclusión que el mejor accesorio para un motero viajero eran unas alforjas para moto. Lo cierto es que estas maletas son carísimas. Así que nos pusimos a buscar en páginas de segunda mano y resulta que encontramos un par de alforjas perfectas y nuevas en compra-venta.es - alforjasmoto harley . Os animo a que le echéis un vistazo, porque la verdad es que a veces se encuentran chollos y por experiencia propia siempre llega todo en buen estado.

alforjas1

 

Espero que os haya gustado mi historia. Tendréis que esperar hasta el próximo post para la siguiente.